¿Zócalos de aluminio en la cocina?

En los detalles está la diferencia. Y los zócalos lo son.

Esta podría ser la máxima a aplicar en cualquier trabajo profesional. Y, hablando de detalles, de acabados perfectos y en armonía con el resto del mobiliario en una cocina, los zócalos o rodapiés son uno de esos detalles fundamentales. Pero, tal y como nos preguntábamos en el título, ¿son convenientes los zócalos de aluminio en la cocina?

Desde luego, lo que no son es inconvenientes, siempre y cuando nos estemos refiriendo a cocinas «suspendidas», esto es, a las cocinas en cuyo montaje los muebles no van a ras de suelo, que son la tendencia habitual hoy en día.

Como casi todo, tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Veamos cuáles son.


 

Zócalos de aluminio

Los zócalos no solo se emplean en la cocina, ya que suelen estar en todas las estancias de la casa. Si nuestro suelo es de madera, lo lógico es que los zócalos también lo sean para que exista armonía decorativa y de materiales.

Este puede ser, seguramente, el elemento que nos haga decidirnos por instalar zócalos de aluminio o de madera (o de cualquier otro material) en nuestra cocina. Entre las ventajas de los zócalos de aluminio están que, en la actualidad, podemos encontrar perfiles de cualquier color que se adapten a la estética de la cocina. Además, son fáciles de limpiar y pesan poco, aunque esto, como van en el suelo, no es lo más importante, excepto cuando tenemos que quitarlos para acceder a la parte inferior de los muebles.

Quizá la parte «negativa», si es realmente existe, es que estamos incluyendo un material distinto al del resto del mobiliario. Si nos fijamos, antiguamente se hacían del mismo material que la propia encimera, pero normalmente iban pegados al suelo, lo que, desde un punto de vista práctico y de higiene no era muy recomendable, ya que nos impedía acceder a esa parte, ya fuera para posibles reparaciones o instalaciones (suelo radiante, fontanería, electricidad, etc.) o tan solo para limpiar.

Por otra parte, la gran variedad de acabados de los zócalos de aluminio nos permite —desde el punto de vista estético— darle un plus de luminosidad a nuestra cocina si elegimos un acabado más brillante, por ejemplo.


 

¿Puedo instalar zócalos de madera?

Sin duda, la otra alternativa también muy común es la ponerlos de madera, con el mismo acabado que el resto de los muebles de la cocina. En este caso el plus sería el de una cocina más robusta y con unos acabados acordes con todo el mobiliario.

En cuanto a la colocación, tantos los zócalos de aluminio como los de madera se instalan de la misma manera, en su parte interior se insertar unos ganchos en una guía horizontal para que se sirvan de abrazadera a las patas de los muebles, así que, en ese sentido, da igual el tipo de zócalo que elijamos.

La pelota está en tu tejado o, para hablar con propiedad, el zócalo está en tu suelo y la decisión, siempre, la tiene el cliente.

Nuestro trabajo es, además de aconsejar, realizar una instalación perfecta con los mejores materiales.


En ConArte cuidamos hasta el último detalle. Si quieres tu cocina ideal, contacta con nosotros en nuestro teléfono 652 889 321 o en nuestro correo electrónico info@conartecocinas.com  y nos pondremos en contigo para concertar una visita a tu hogar.

 

1 Comment to “ ¿Zócalos de aluminio en la cocina?”

  1. Kike dice:

    Oh yes, its a great theme full of possibilities 🙂